¡Vamos que se puede! - La Comu de Racing Club - Futsal femenino

¡Vamos que se puede!

Las chicas del futsal femenino de Racing cayeron ante Kimberley por 3 a 1 en el Centro Deportivo Racing Club y ahora esperan dar el batacazo milagroso en la vuelta.

Un rival muy duro con muchas jugadoras que saben a que jugar y como hacerlo. Kimberley no por casualidad terminó primera en la tabla de la fase regular. Demostraron en la cancha todo su potencial cuando atacaban, sin embargo las chicas de Racing no se achicaron.

Ellas, que salieron cuartas en las posiciones camino a los playoff, se plantaron con furia ante Kimberley. No se dejaron amedrentar por las candidatas al título; con coraje lucharon cada una de las pelotas, sabían que eran locales, sentían los cánticos de las tribunas que gritaban “Vaaamoos, vamos, vamos la Acadé”. Fueron cinco mujeres dispuestas a combatir en el campo de juego. Por momentos, cuando el partido se encontraba 1-1, tuvieron la oportunidad de ponerse en ventaja pero la arquera de Kimberley estuvo siempre despierta y apareció en esos momentos culmines.

Kimberley fue más contundente en ataque, aprovechó esas ocasiones que las académicas no pudieron convertir y se llevaron un gran triunfo de Avellaneda con un doblete de Gatti y un gol de Benitez.

Destacar la actuación de Silvina Espinazo, que además de tener una gran actuación con cinco tapadas increíbles, dio la cara tras la derrota: “Fue un partido parejo, el que menos se equivocaba se llevaba el resultado. Tenemos que trabajar esos errores en la semana y cada día en las prácticas porque todavía falta la vuelta”. Otra de las destacadas fue la autora del gol, Dupuy, quién marcó un tanto como lo indica el número de su camiseta; bien de nueve.

Las chicas terminaron por caer 3 a 1 frente al combinado celeste pero no las den por muertas porque ellas tienen con que dar vuelta esa historia, meterse en la final y eliminar al candidato de muchos.

Foto: David Pintos

Redactor

David 'Toty' Pintos

Periodismo en UNDAV. Aliento a Racing en las buenas, en las malas y en cualquier deporte.