El señor de los esquemas de Racing

    El señor de los esquemas de Racing

    Sebastián Beccacece es un técnico que pareciera fácil de encasillar, pero la realidad es totalmente distinta por la forma de juego que propone su Racing y como se transforma en pleno juego. Aquí un análisis de lo que vimos hasta el momento de la Academia. El señor de los esquemas de Racing.

    Virtud con el juego, sacrificio a la hora de correr, audacia para presionar arriba e intensidad para no dejar crear al rival. Características que vemos plasmadas en el campo en estos 10 juegos en donde se obtuvieron 6 victorias y 4 empates, lo cual ubica a Racing tercero en tabla de clasificación a la Libertadores y puntero del grupo F en la actual Copa que se juega.

    Arrancamos con un 4-4-3 donde los extremos y los laterales abastecen al área para que lleguen tanto el 9, como los demás volantes internos. El ejemplo más claro está en ese gol del Chelo Díaz, que aunque fue en un partido muy anormal, se ve claramente como en la cabeza de los mediocampistas se trabajó el llegar al área. Este esquema es el de preferencia del entrenador, de hecho en él se ha visto la mejor versión de Matías Rojas y Matías Zaracho, que son dos de los goleadores de este ciclo.

    También tenemos el 5-3-2 (defensa) o 3-5-2 (ataque), uno de los esquemas que al comienzo hizo ruido en el empate ante Atlético Tucumán, pero es el mismo que le termina dando la victoria ante Aldosivi en Mar del Plata. El equipo se transforma aquí, los volantes son el 3 y el 4, que pasan a formar parte fundamental del desequilibrio; es por ello que Mena y Pillud son tan importantes en los partidos al punto de que hablamos de los dos mejores jugadores en lo que va del ciclo.

    Luego tenemos la alternativa al 4-3-3 más punzante, ese el el 4-2-3-1; que se observa cuando Racing comienza a crear e intenta romper las líneas rivales que se agrupan en el área. Esto lo vemos al momento de control del partido, cuando la posesión pasa por el lado creativo de Rojas y Miranda, que buscan el hueco a base de toques y armar nuevamente la jugada. Y aquí el arma secreta de los volantes convertidos en centrales le pone el toque final para la sorpresa.

    Esta inicia desde esa posición de volantes que tienen Zaracho, Fertoli, Garré, o quien le toque, se realiza el pase largo desde la defensa, a la espalda del lateral rival de turno para que uno de los que pasan a la posición de extremo llegue a lastimar al arquero. Esta jugada es parte de la munición para lastimar las redes.

    Por último tenemos el 4-4-2 que es el menos utilizado, quizás porque no tuvo mucho convencimiento o porque fue el que menos fue puesto en práctica. A este se lo pudo ver contra Argentinos Jrs. En el primer tiempo y en mérida frente a Estudiantes. Se vio uno de los mejores primeros tiempos de Lisandro en Venezuela porque tuvo varias ocasiones de anotar, ello también porque fue número 9 fijo con un delantero a su lado, que tuvo que ir variando en su posición de acompañante por el lado derecho y por el lado izquierdo; en ese encuentro lo hizo Reniero. Sin embargo, Racing en esos dos partidos no mostró lo que desea su entrenador. Fue mucha posesión y poca intensidad en el ataque.

    Lo que intentamos mostrar es que el DT no se casa con un esquema, pero si con una idea; el ser protagonista del cotejo. Racing hoy tiene plan A, B, C y hasta D. Esto es importantísimo para un equipo que quiere llegar a ser competitivo en todas las competencias porque no le das referencias al rival de que sepa como y de que manera lo vas a dañar. Quizás el punto flojo sean las contras y el vuelo aéreo en defensa, pero son consecuencias de jugar a matar o morir, es el único punto negro que hasta ahora mostró el equipo, que lo compensa con su manera de atacar y sacar partidos que parecen perdidos, adelante.

    Foto: Sitio oficial

    Redactor

    David 'Toty' Pintos

    Amo Avellaneda. Amo la UNDAV. Amo estar haciendo periodismo en la vereda correcta.

    Leave a Reply