El día que Independiente cortó la luz

    El día que Independiente cortó la luz

    Hace 21 años se produjo un apagón durante el clásico de Avellaneda en la ex Doble Visera y con el resultado 2-0 a favor de Racing. El encuentro debió suspenderse y finalizó tres días después con victoria racinguista por 3-1.

    Por la 3º fecha del Torneo Apertura 1998 se enfrentaron Independiente y Racing en el estadio del primero. El conjunto académico orientado por Angel Cappa llegaba con una victoria (4-2 a Talleres de Córdoba) y una derrota (3-5 con Rosario Central) mostrando un juego ofensivo y vistoso pero con escasa solidez defensiva.

    Ese 23 de agosto así formaron los equipos. Para el local: Mondragón, J. Ramirez, Rotchen, O. Sanchez, G. Milito, Hanuch, Cascini, Cambiasso, V. López, Guerrero y Calderón. Para la visita: Sessa, Reinoso, D. Capria, Ubeda, S. Zanetti, Bezombe, J. Lux, A. Morales, R. García, Delgado y Latorre.

    A los 6 minutos una corrida de Marcelo Delgado culminó con el 1-0 a favor de Racing. A los 29 Angel Morales, luego de una triangulación entre Delgado y Latorre, estableció el 2-0 parcial. El elenco visitante era amplio dominador del juego y se encaminaba a redondear una actuación histórica.

    A las 18.50 horas de ese domingo y con 39 minutos de juego el relator televisivo, Marcelo Araujo, exclamó: “Uy se cortó la luz, se cortó la luz. Guarda con el cuco”. El árbitro del encuentro (Francisco Lamolina) informó: “A los 39 minutos, con 6 por jugar más el adicional está suspendido el partido. No tiene arreglo el tablero del grupo electrógeno”. El vocero de Edesur, Daniel Martini comentó: “Fue una falla interna del club, totalmente ajena a la responsabilidad de Edesur. El suministro era normal, como quedó demostrado con el servicio en funcionamiento en todas las calles aledañas al estadio”.

    Según la explicación oficial brindada por el club Independiente se fundió una bornera del tablero que alimenta las torres del estadio, por lo cual dejaron de funcionar los dos grupos electrógenos contratados. De todos modos el desperfecto no incluyó a las luces de los pasillos y las salidas de las tribunas, lo cual facilitó la desconcentración del público sin incidentes.

    Las sospechas de un corte intencional se desparramaron como reguero de pólvora. El juez Víctor Perrota declaró: “Estamos investigando si todo fue accidental o no. Yo no descartó nada; ni un sabotaje ni un atentado”. Para Mario Gallina, jefe del operativo policial, “esto fue un accidente, no hubo ningún atentado. En la zona donde está el tablero hay custodia policial y nadie puede llegar porque sí hasta allí”.

    El partido continuó tres días más tarde y La Academia venció 3-1 como visitante después de 17 años.

    Periodista

    Richard Simón Martínez

    Periodista UAJFK. El fútbol se juega con los pies y se siente con el corazón. Guardiolista de la primera hora.

    Leave a Reply