El día que Racing humilló a Boca

    El día que Racing humilló a Boca

    ​Se cumplen 32 años de un día histórico. En el Cilindro de Avellaneda Racing venció 6-0 a Boca Juniors. Además fue presentado Rubén Paz. El día que Racing humilló a Boca.

    Después del Mundial 86 y la reestructuración de los torneos, la Primera División tenía un calendario “europeo”. De este modo la temporada 1986/87 vió como campeón a Rosario Central y la 1987/88 se aprestaba para tener un gran desarrollo.

    Para Racing la búsqueda del torneo local que se negaba desde 1966, era una prioridad. Desde enero de 1987 al equipo lo dirigía Alfio Basile y contaba con una base a la que se agregaron Miguel Angel Ludueña y José Raúl “Toti” Iglesias. El comienzo fue auspicioso con tres victorias: a Unión (1-0 con gol de Fabbri); a Racing de Córdoba (1-0 gol de Iglesias) y a Talleres de Córdoba (1-0 gol de Medina Bello).

    El 20 de septiembre de 1987 Racing recibía a Boca. Así formaron los equipos: Para Racing, Fillol, Vazquez, G. Costas, Fabbri, Olarán, Acuña, M. Ludueña (F. Costas), Colombatti, Medina Bello (Zambrini), W. Fernández, Iglesias. Para Boca: Gatti, Abramovich, Domenech (F. Carrizo), Cuciuffo, Hrabina, Melgar (Dykstra), Villarreal, Tapia, Graciani, Gutierrez, Tesone. En la previa y ante las cámaras de tv “Toti” Iglesias declaró: “Racing va a salir a atacar, a presionar en campo de ellos. La idea por lo menos es esa: atacarlos constantemente”.

    ​A los 7 minutos llegó la primera emoción, un centro de Walter Fernández desde la izquierda culminó con un cabezazo de pique al suelo de “Toti” Iglesias para marcar el 1-0. A los 25 otro centro de Walter Fernández (un wing izquierdo extraordinario que desbordaba bien pegado a la línea de cal) para Colombatti fue el 2-0. Así lo explicó el autor del segundo gol: “fue un centro perfecto de Walter que alcanzo a conectar en el primer palo y se le mete en el ángulo a Gatti”. A los 44 fue expulsado Luis Abramovich y Boca quedó con 10 jugadores. Así se cerró el primer tiempo.

    En el segundo tiempo y en una ráfaga de tres minutos Racing se puso 4-0. Primero con un desborde de Walter Fernández y un cabezazo de Medina Bello y luego con una corrida de Medina Bello que concretó con pierna izquierda “Toti” Iglesias para desatar su festejo con vuelta carnero incluida (similar al festejo del mexicano Hugo Sánchez).

    El quinto gol llegó luego de una maniobra de Walter Fernández con un desborde por la izquierda y su posterior remate que pegó en el travesaño y en el rebote Colombatti sólo debió empujarla. Para cerrar la goleada un pase de Colombatti y centro de Iglesias fue aprovechado de cabeza por Jorge Acuña.

    Así finalizó el partido con resultado de 6-0 a favor de La Academia. Con una superioridad abrumadora, mostrando todos los atributos del ideario del “Coco” Basile y con un nivel descollante en todos sus jugadores. Ese día fue presentado el uruguayo Rubén Paz, zurdo de muy buena pegada y gran actuación en el Mundial 86, que atinó a preguntar: “¿para qué me trajeron?”.

    Fue una tarde soñada que presagiaba un gran torneo y que germinó al equipo que conquistó la Supercopa Sudamericana, aunque esa es otra historia.

    Periodista

    Richard Simón Martínez

    Periodista UAJFK. El fútbol se juega con los pies y se siente con el corazón. Guardiolista de la primera hora.

    Leave a Reply