Dr Jekyll y Mr Hyde

    Dr Jekyll y Mr Hyde

    En el José Amalfitani de Liniers, por la segunda fecha de la Superliga, La Academia reaccionó a tiempo y logró empatarle a Velez 2-2 sobre el final. Así como en la novela inglesa, el equipo tuvo un flojísimo primer tiempo pero un buen complemento. Nery Dominguez descontó, e Iván Pillud convirtió el gol del empate final. Ahora, se viene una fecha de parate por las elecciones y luego River en El Cilindro.

    Se le está negando el triunfo al Campeón. Por el torneo local el último triunfo fue aquel 1-0 ante Belgrano en Avellaneda. El problema es que si juega como en el primer tiempo en cancha de Vélez, la tan ansiada victoria seguirá demorándose, pero si el rendimiento es como el del complemento, el triunfo estará mas cerca.

    ¿Qué pasó en esa primera etapa? Un Racing dormido, tibio en la presión alta, dejándole el protagonismo al joven y entusiasta Vélez. Si bien el equipo contó con una chance muy clara a través de un remate de Zaracho, dos errores defensivos fueron muy bien aprovechados por el equipo local para ponerse 2-0 arriba en el marcador sin haber hecho demasiados méritos.

    Era un Racing desconocido, descolorido. Demasiado lejos de la mejor imagen que uno puede recordar del último equipo campeón. Y así se fueron al descanso.

    Uno podía imaginar que se vendrían cambios para el complemento, pero no, recién a los 10´ ingresó Walter Montoya por un híbrido Matías Rojas. El chaqueño entró bien y envió el córner a través del cual Nery Dominguez convirtió el 1-2, pero minutos después debió dejar el campo por una lesión en su hombro derecho.

    El descuento tempranero por supuesto que envalentonó a los del Chacho e hizo recular a los de Heinze, pero no se trató tampoco de un dominio abrumador. Se trató mas que nada de un tema anímico, de empuje, hasta de “orgullo herido” se podría decir.

    Los minutos pasaban y llegar al empate se veía cada vez mas lejos, pero finalmente llegó. A los 42’ uno de los ingresados Darío Cvitanich recibió en campo de Vélez y realizó un cambio de frente muy preciso para Iván Pillud, que dominó igual de bien, y ante la apresurada salida del arquero Hoyos, tocó suave de derecha al segundo palo para decretar un empate que, a la postre, terminó siendo justo.

    Tras dos fechas disputadas y sin doble competencia por jugar, puede sorprender no ver a Racing arriba en la tabla, sin triunfos ni cerca de su mejor versión. Lo cierto es que hay piezas nuevas que aún deben acomodarse y otros jugadores del Campeón  que no están en su mejor nivel.

    El próximo partido será ante River, como local,  y qué mejor que volver al triunfo en tan importante desafío.

    Foto: Prensa Racing Club

    Periodista

    Santiago Caviglia

    Comunicación en la UBA. Periodista Deportivo. Conductor en #LaComuRadio AM1590 Radio Stentor - Productor en Esto es Racing AM770 Radio Cooperativa.

    Leave a Reply