Diego Milito, de príncipe a rey de Racing

    Diego Milito, de príncipe a rey de Racing

    ​Diego Alberto Milito cumple 41 años. Fue bicampeón con Racing como jugador y ahora desde otro rol, a cargo de la Secretaría Técnica, sigue cosechando éxitos. Diego Milito, de príncipe a rey de Racing.
    Primeros pasos y adiós a la racha

    Nació el 12 de junio de 1979 en la localidad de Bernal, Provincia de Buenos Aires. A los 10 años se fue a probar a Racing Club y quedó en Infantiles, pasó a Novena División, pero en Octava dejó el club. Volvió con edad de Séptima de la mano de Miguel Gomis. El 26 de abril de 1997 le convirtió cuatro goles a Independiente (victoria por 6-2) por la Quinta División y dos años más tarde fue campeón en la Cuarta dirigida por Jorge Brandoni (el capitán era Carlos Arano y estaban Leo Tambussi, Gustavo Arce y Manuel García).

    Debutó en Primera División el 11 de diciembre de 1999 vs. Unión (3-3 con goles de Peralta, S. Zanetti y Bastía). Así formó La Academia: Cáceres, Banega, Falaschi, Ubeda, S. Zanetti, Bastía, Arce (Arano), Monserrat (A. Gaitán), S. Peralta, Delgado, Canobbio (74′ DIEGO MILITO). En la dirección técnica estaban Gustavo Costas y Humberto Maschio. “El mayor impacto fue cuando vi nombre en la lista de concentrados. Una emoción inmensa. Era cumplir el primero de los tantos sueños que tenía. Fui al banco y entré por Canobbio”.

    En tiempos de profunda crisis para La Academia se destacaba por su habilidad con la pelota, pero convertía pocos goles. “Me está costando hacer goles. No me considero un goleador, ni me obsesiono con eso, pero tengo que meterla más. A veces me apuro en el último toque”. Su debut en las redes fue en su quinto partido oficial el 7 de marzo de 2000 vs. Colón (1-3) en el Cilindro. En sus primeros 49 partidos sólo convirtió tres goles.

    El Torneo Apertura 2001 significó cortar la racha de 35 años sin títulos locales y Milito alternaba el puesto con Rafael Maceratesi. Fue clave por su rendimiento y por su aporte de tres goles (doblete a Newell’s y a Colón). “Voy a necesitar unos años para darme cuenta de lo que estoy viviendo. Siempre me preguntaba si alguna vez iba a poder pisar el césped del Cilindro. Hoy no sólo cumplí ese sueño: también di la vuelta”. A partir de allí se hizo más “dueño” del equipo y fue el goleador académico en los siguientes cuatro torneos. En su primera etapa en el club jugó 148 partidos y convirtió 37 goles.

    A la conquista de Europa

    A fines de 2003 fue transferido al Genoa de Italia y allí debutó con un gol ante el Ascoli. Luego pasó por Real Zaragoza (le convirtió 4 goles al Real Madrid por la Copa del Rey) e Inter de Italia. En el conjunto “nerazzurro” obtuvo seis títulos (1 Liga, 2 Copas de Italia, 1 Supercopa de Italia, 1 UCL y 1 Mundial de Clubes). En la final de la Champions League 2009/10 convirtió dos goles y el Inter venció al Bayern Munich por 2-0 para ganar el trofeo continental después de 45 años. En Europa jugó 394 partidos y convirtió 196 goles.

    Su paso por la Selección

    En la Selección Argentina jugó 25 partidos y convirtió 4 goles. Debutó el 31 de enero de 2003 vs Honduras (victoria por 3-1 con goles de D. Milito, L. Gonzaléz y M. González). Así formó La Selección: Saja, Garcé, N. Burdisso, G. Milito, L. González, Ponzio (Battaglia), Guiñazú, D’Alessandro, M. Gonzalez (C. Rodríguez), DIEGO MILITO (Carignano) y F. Insúa (G. Rodriguez). “La renuncia de Bielsa me perjudicó porque él confiaba en mi”. Participó en la Copa América 2007 y el Mundial de Sudáfrica de 2010.

    Su vuelta a Racing y un cierre con más alegrías

    A mediados de 2014 regresó a Racing. “Le dije a Víctor Blanco ‘vamos armar un buen equipo para pelear arriba’. Vine convencido y con ganas, pero no imaginé que sería tan perfecto”. El torneo Transición 2014 lo mostró como un delantero completo que elevó el rendimiento de sus compañeros y absorbía las presiones. Con un final arrollador (ganó los últimos seis juegos) La Academia conquistó su 17ª torneo local después de 13 años. “No lo puedo creer, es la coronación de un sueño que teníamos. Hay que sacarse el sombrero por este grupo. Es especial porque amo a este club. Es tocar el cielo con las manos”.

    El 21 de mayo de 2016 jugó su último partido en el fútbol profesional. Fue en el Cilindro vs Temperley (2-0 con un gol suyo y de O. Romero). Así formó La Academia: Saja, Pillud (G. Díaz), Grimi, N. Sánchez, Voboril, O. Romero, Videla, Aued, Acuña (Cerro), L. López (Bou) y DIEGO MILITO. “Me retiro con la camiseta que amo”. Entre 1999/2003 y 2014/16 jugó 221 partidos, convirtió 59 goles y ganó dos torneos locales.

    Desde el 30 de julio de 2016 la calle Italia (lindera al Cilindro) lleva su nombre y apellido. “Jamás imaginé semejante reconocimiento. Cuando empecé a jugar, con muy poca edad, jamás imaginé esto. Es demasiado fuerte para mí. Es un día muy especial, muy lindo. Sin dudas, quedará grabado en mi memoria y en mi corazón para el resto de mi vida”.

    El 12 de noviembre de ese año se dio su último gusto. Se hizo su partido despedida en el Cilindro. Con muchos invitados que lo acompañaron durante su carrera, como jugadores de Racing, de Inter y de la Selección Argentina. Rodeado de su familia declaró: “jamás imaginé vivir un día como este. Gracias a toda mi familia en general y gracias a este club, donde nací, donde me crié, donde me formaron como persona y como jugador”.

    En enero de 2018 asumió la Secretaria Técnica de fútbol para mejorar toda el área. La Academia logró la Superliga 2018/19 de manera brillante y el Trofeo de Campeones 2019. Ahora el gran objetivo es la Copa Libertadores.

    ¡Feliz cumple Príncipe!

    Fuentes: @elgraficoweb @DiarioOle @genteonline

    Periodista

    Richard Simón Martínez

    Periodista UAJFK. El fútbol se juega con los pies y se siente con el corazón. Guardiolista de la primera hora.

    Leave a Reply