Con el corazón y en La Boca

    Con el corazón y en La Boca

    Y una noche de Primavera, el Campeón volvió a pisar fuerte. Por la décima fecha del campeonato, Racing venció por 1- 0 al líder Boca en La Bombonera y quedó a solo dos puntos de la cima. Matías Zaracho, el autor del gol. El equipo no brilló, pero fue sólido y compacto a lo largo de los 90 minutos. El Chacho ahora tendrá unos días de tranquilidad…

    Uno como que no lo quería decir en voz alta, pero se sabía, se olfateaba. La mayoría del “mundo Racing” lo sentía, pero no lo querían exteriorizar demasiado. No querían mufar.. Es que la Academia llegaba al clásico cinco puntos por debajo de su rival, y en una semana convulsionada por el declarado interés del Inter por Eduardo Coudet. Entonces, una posible derrota dejaría al equipo lejos de la punta y con un panorama mas oscuro que claro para el resto del año.

    Pero eso no pasó, por suerte para Racing. Coudet paró un equipo que no buscó ser el protagonista del juego, ni tampoco de monopolizar el balón. Por el contrario, decidió dejarle esa responsabilidad a Boca, que en muchas ocasiones, quizás se sienta mas cómodo en un rol de esperar y contraatacar.

    Y empezó mejor el local, sin tampoco hacer demasiado. Villa era el mas punzante de Boca y superó siempre que se lo propuso a Soto por el sector derecho del ataque. También, por otro de sus fuertes, la pelota detenida. Pero con el correr de los minutos los volantes académicos se fueron soltando y asociando en el juego. Asi, a los 27 minutos, Matias Rojas habilitó a Cristaldo por la derecha quien hizo una pausa y cedió para la entrada de Matías Zaracho por el medio del área para el 1-0.

    El local sintió el impacto y comenzó a impacientarse. Sigali tuvo que salir lesionado por una dura entrada de Soldano (a mi entender sin mala intención) y el partido se calentó. El mismo Soldano tuvo el empate y lo contuvo muy bien Arias. Cristaldo tuvo el segundo y se lo contuvo Andrada. Al descanso.

    El complemento fue un monólogo. Nada de ida y vuelta ni de partido entretenido. Un Boca yendo a buscar el empate via centros aéreos. Coudet leyó el partido y eligió reforzar el sistema defensivo en lugar de abrir alguna puerta para liquidarlo de contra. Sus cambios fueron todo un mensaje: Orban por Lisandro (a defender con cinco atrás) y Mauricio Martinez (debutó en Racing luego de un año) por Zaracho. Pico y pala.

    Los minutos se fueron consumiendo y hubo final feliz para La Academia. Boca luchó contra su falta de ideas, su equipo “muleto” y su mente, que estaba enfocada en otra cosa. Y Racing fue, lo aprovechó, hizo su negocio y se volvió contento para Avellaneda.

    Ahora sí, el equipo se metió definitivamente en la lucha por el campeonato y buscará terminar el año lo mas arriba posible. La continuidad de su entrenador, en Diciembre, será otra historia.

    Foto: Sitio oficial

    Periodista

    Santiago Caviglia

    Comunicación en la UBA. Periodista Deportivo. Conductor en #LaComuRadio AM1590 Radio Stentor - Productor en Esto es Racing AM770 Radio Cooperativa.

    Leave a Reply