Un triunfo aliviador

    Un triunfo aliviador

    Finalmente llegó, se hizo desear. Luego de seis partidos por torneo local, Racing volvió al triunfo como y venció por 3-1 a Godoy Cruz por la quinta fecha de la Superliga. Darío Cvitanich, Lisandro López -de penal- y Diego González anotaron los goles de la Academia, mientras que Santiago García había empatado transitoriamente para los mendocinos. Una victoria que sirve para ganar en confianza y tranquilidad de cara a lo que viene.

    Por las inquietudes internas. Por los cuestionamientos externos. Porque los de arriba ganaban y se alejaban en el torneo. Por los “límites” de Coudet. Por estos, y otros motivos más, se hacía imprescindible ganar en el partido de anoche. Y lo mas importante es que se logró. El “cómo” será parte del análisis a continuación.

    Lo primero que hay que mencionar es que, como era de esperar, Racing tomó la iniciativa del partido, se hizo cargo de la responsabilidad y dominó a la visita sobre todo en los primeros 15’ de juego. La pelota era de la Academia, la aduana era un muy preciso Marcelo Díaz pero las jugadas no siempre se terminaban de la mejor manera (defecto traído desde las últimas fechas).

    Cuando el partido estaba entrando en una meseta y la presión alta de Racing iba disminuyendo, llegó el primer gol (golazo) del Campeón vigente: la comenzaron con Sigali desde dentro de su área, y luego, una continuación de pases de primera en un ataque veloz que culminó con una buena definición de Cvitanich (recibió con un pie adelantado, hay que decirlo) al primer palo del arquero.

    Tan solo cinco minutos después, error del Eugenio Mena en la salida, centro y gol del “Morro” García. Volver a empezar. Por suerte, el equipo no se cayó y rápidamente contó con un penal a favor. También polémico, hay que destacarlo, pero en la repetición se ve el contacto del pie del defensor en el tobillo de Cvitanich, y además, el árbitro Delfino estaba a un metro de la juagda. Fue transformado en gol por Lisandro y nuevamente arriba Racing 2-1.

    La victoria comenzó a asegurarse un par de minutos después, en la última jugada del primer tiempo. Córner desde la derecha, anticipo del “Pulpo” González -de buen partido- gol y 3-1 al descanso. Panorama inmejorable.

    A rasgos generales, y a modo de síntesis, en el complemento no pasó demasiado. Racing siguió con el dominio del juego y el monopolio de la pelota pero sin demasiada profundidad. Con la seguridad de estar dos goles arriba en el marcador eligió conservar el resultado a favor en vez de ir con más ímpetu en búsqueda de un cuarto gol. La preocupación: con muy poco, y con simples pelotazos o pases verticales, el Tomba se las ingeniaba para preocupar a Arias. Un defecto que sigue sin corregirse del todo.

    Y llegó el final, con la vuelta al triunfo de Racing. Para tranquilidad de todos, pero fundamentalmente para su entrenador Coudet, a quien se lo notaba preocupado en las últimas semanas. Ahora, llega la hora de la confirmación. De continuar en la senda de los buenos resultados para sumarse al lote de arriba. Recién van cinco fechas, pero ya no hay mas tiempo ni oportunidades que perder.   

    Periodista

    Santiago Caviglia

    Comunicación en la UBA. Periodista Deportivo. Conductor en #LaComuRadio AM1590 Radio Stentor - Productor en Esto es Racing AM770 Radio Cooperativa.

    Leave a Reply