Sigali y Mena los mejores en una noche de aburrimiento

Sigali y Mena los mejores en una noche de aburrimiento

Los defensores fueron de lo más destacado en el empate de Racing contra Vélez. Fue un 0-0 plagado de aburrimiento, donde las más claras fueron para los de Pizzi, pero en cuentagotas. Buenos niveles de Aníbal Moreno y Matías Rojas. ¿En el debe? Maxi Lovera y Javier Correa.
 

Gabriel Arias (6): No tuvo ninguna intervención exigente. Probablemente a él también lo desbordó el aburrimiento.

Iván Pillud (5): Arrancó muy flojo, perdiendo pelotas e impreciso, pero con el correr de los minutos se acomodó y redondeó un partido correcto. Asistió con mucha lucidez a Piatti en la más peligrosa de la noche.

Leo Sigali (7): Se lo comió a Tarragona primero y después también a Lucero. Bien con la pelota, condujo cuando pudo. Buen comienzo de semestre.

Nery Domínguez (5,5): Debió trabajar más porque en su lado encaró siempre Orellano y lo obligó a estar alerta. Hoy tampoco pudo mostrar su buena salida. Otro que tuvo una velada tranquila.

Eugenio Mena (7): El pistón de siempre. Le tocó bailar con la más fea: Luca Orellano. Al principio sufrió, pero terminó imponiéndose en el duelo. Asistió muy bien a Rojas en la chance que interceptó Lovera. Luego no pudo aprovechar un mano a mano promisorio, pero no es su especialidad.

Matías Rojas (6,5): Inentendible la posición en la que lo puso Pizzi. Recostado por la banda derecha estuvo incómodo, fue intrascendente. Después se soltó, apareció por el medio e intentó hacerse cargo del equipo. Tuvo un disparo que se fue muy cerca.

Leonel Miranda (5): Otro que estuvo incómodo. Se pisó con Moreno y Rojas en el primer tiempo y se le dificultó encontrar su lugar. Después enrocó con el paraguayo, pero tampoco pudo despegar.

Aníbal Moreno (6,5): Fue el volante central y tuvo un buen nivel. Entregó la pelota siempre redondita, anticipó y recuperó. Por momentos se vio que no es su posición, pero se las arregló.

Maxi Lovera (3): El peor, por varios cuerpos. Tirado contra la raya quedó encerrado, no le dio una mano a Mena y tampoco se asoció. Su gambeta no pesó y no influyó en el juego de Racing.

Darío Cvitanich (5): ¿De qué jugó? Incomprensible. Fue un falso enlace, no pisó el área y tampoco pudo engranar. Le metió mucho esfuerzo y tuvo estiletazos de su categoría, pero es un delantero de área y estuvo lejos de pisarla en toda la noche.

Javier Correa (3,5): Mostró pequeñas dosis de calidad técnica. No lo abastecieron, debió pelear y no redondeó un buen debut, como titular, en el club. Habilitó muy bien a Mena para dejarlo mano a mano.

Tomás Chancalay (6): Le dio frescura al ataque en el ratito que estuvo en cancha.

Nacho Piatti (5,5): Buscó hacerse el dueño de la creación y casi termina siendo el goleador de la noche con una definición que se fue muy cerca.

Iván Maggi (4): No aportó su ingreso, no tuvo peso en el área ni se asoció.

Fabricio Domínguez: Pocos minutos para oxigenar la banda.

Juan Antonio Pizzi (4,5): Puso una alineación forzada, con posiciones antinaturales para varios y le costó hacerse protagonista. Las ausencias de Lisandro y Alcaraz son difíciles de explicar en un conjunto semi alternativo. Leyó el partido mejor que Pellegrino para hacer los cambios y romper un poco el aburrimiento.

Leave a Reply