El paso a paso del campeón

El 27 de diciembre de 2001 Racing Club quebró una racha de 35 años sin obtener un torneo local. La gesta del equipo conducido por “Mostaza” Merlo fue épica. El gol de Loeschbor vs Velez fue el inicio de una celebración sin fin. De 19 partidos ganó 12, empató 6 y perdió 1 con 42 puntos.

El torneo Apertura 2001 comenzó con la esperanza de pelear arriba por los refuerzos que llegaron: Campagnuolo, Vitali, Maciel, Loeschbor, Gustavo Barros Schelotto, Leo Torres, Maceratesi y los colombianos Bedoya y Viveros. En el plantel ya estaban Ubeda, Chatruc y los surgidos de inferiores: J.Lux, Bastía y Diego Milito.

El primer partido se jugó el 17 de agosto en el Cilindro con victoria por 2-1 vs Argentinos Juniors con goles de Arano y Pablo de Muner en contra. El clásico de Avellaneda en la segunda fecha de visitante fue empate sobre la hora por 1-1 con gol del central Gabriel Loeschbor.

El juego del equipo se caracterizaba por la presión asfixiante, un torbellino que iba al frente en cualquier cancha. No precisaba una gran elaboración para llegar al arco contrario. Esquemático en sus formas y con mucho convencimiento de sus atributos y sus limitaciones. Disponía de una valentía que emanaba de su conductor (Reinaldo Merlo fue el amor y señor del mediocampo riverplatense en la década del setenta).

Por cuestiones del fixture tuvo que viajar a Rosario, Córdoba, Santa Fe y La Plata. Fueron todas victorias (1-0 vs Rosario Central, 2-0 vs Talleres, 2-0 vs Unión y 3-2 vs Estudiantes). Además venció a Huracán por 1-0 en el “Ducó” (ese día nació el “paso a paso”) y goleó por 4-1 a San Lorenzo.

Era un equipo que regaba sudor en cada presentación y lograba resultados que rozaban la hazaña. Con Estudiantes perdía 0-2 y ganó 3-2 en una tarde de intensa lluvia y con Nueva Chicago perdía 1-3 y fue empate 4-4 en cancha de Vélez con alta temperatura.

El 2 de diciembre Racing empató 1-1 con su escolta River y dejó el campeonato casi cerrado a falta de tres fechas. El gol de Gerardo Bedoya sobre el cierre del juego fue uno de los goles más gritados de la historia del club.

“Ahora me enojé, vamos a salir campeones” pronunció “Mostaza” Merlo luego del empate sin goles ante Banfield. En la fecha siguiente La Academia venció 2-0 a Lanús con goles de Maceratesi y Chatruc.

Por los graves problemas en el país, el partido de la última fecha ante Velez se jugó el 27 de diciembre. Así formó Racing ese día histórico: Campagnuolo, Ubeda, Loeschbor, Maciel, Bedoya, Bastía, Vitali, Chatruc, G. Barros Schelotto, Estevez y Maceratesi. Luego ingresaron: D. Milito, Viveros y Arano.

En el minuto 53 un tiro libre de Bedoya derivó en el gol de Loeschbor de cabeza y provocó un estallido en Liniers y en el Cilindro (Racing llenó dos canchas ese día). Con el final del encuentro que finalizó 1-1 se produjo un júbilo indescriptible porque la pesadilla había quedado atrás. ¡Racing campeón!

Periodista

Richard Simón Martínez

Periodista UAJFK. El fútbol se juega con los pies y se siente con el corazón. Guardiolista de la primera hora.